Transformando pequeños en gigantes
Inspirados en la Pedagogía Waldorff
¿Cómo está desarrollando Trinus las habilidades del siglo XXI?
Escrito por Katia Saravia y Cassandra Escobar

 

 

El mundo está cambiando rápidamente y según el departamento de trabajo de Estados Unidos, 65% de los niños que actualmente están en el colegio, tendrán un trabajo que aún no existe. Entonces, ¿cómo educamos a los niños del siglo 21?

En el artículo escrito por Claudio Fernández-Aráoz, “Detectando el Talento del Siglo XXI” publicado en Harvard Business Review, menciona cuáles son las habilidades necesarias para sobresalir en esta época. Entre ellas están:  motivación, determinación, curiosidad e involucramiento. Otras personas, como Sir. Ken Robinson y Michael Lai, agregarían dos más: el pensamiento crítico y el creativo.

Nosotros, en Trinus, reconocemos la importancia de desarrollar estas habilidades y lo logramos a través de la implementación de la pedagogía Waldorf. Esta pedagogía fue fundada hace 100 años y durante los últimos años, se ha notado un gran incremento en el número de colegios Waldorf a nivel mundial. Una de las razones es porque en el presente, el enfoque está en desarrollar las habilidades mencionadas anteriormente, que son más relevantes ahora, en el siglo XXI. Actualmente, existen más de 3,000 instituciones alrededor del mundo y es la pedagogía con mayor crecimiento a nivel mundial.

¿Cómo está desarrollando Trinus estas habilidades?

Pensamiento crítico y creativo

 

La integración del contenido académico con lo artístico es sumamente importante para desarrollar el pensamiento creativo y crítico. El arte y la música son utilizados para crear una conexión entre lo académico y lo sentimental, ya que cuando algo nos causa algún tipo de sentimiento, retenemos la información por más tiempo que cuando solo la memorizamos. La Dr. Anita Collins ha entrevistado más de 100 laboratorios de investigación para conocer los últimos estudios sobre el efecto de la música en el aprendizaje. En el TED talk “¿Cómo tocar un instrumento beneficia tu cerebro?”, Anita resume lo que ha recopilado. En breve, cuando escuchamos o tocamos algún instrumento, se activan distintas áreas de nuestro cerebro, que nos permite estar más receptivos al aprendizaje y tener más creatividad en el momento de solucionar problemas.

 

creatividad

 

En Trinus, desde que nuestros alumnos están en preescolar, buscamos alimentar el pensamiento creativo. Los materiales que están a su disposición, son materiales abiertos.  Esto significa que tienen más de un uso, para que sean ellos quienes encuentren las distintas posibilidades de uso para ese material. Por ejemplo, un bloque de madera puede ser un humano, un carro, una casa, un avión, etc.

 

En primaria, desarrollamos el pensamiento crítico y creativo por medio de preguntas abiertas, que tienen más de una respuesta correcta y así, ellos proporcionan más de una solución. Por ejemplo, existe una diferencia si les preguntamos a los alumnos cuánto es 5+4, ya que solo obtendríamos una respuesta, siendo ésta 9. En cambio, si les preguntamos ¿qué dos números suman 9 o qué tres números suman 9?, recibiremos distintas respuestas. Interesante, ¿verdad? Si utilizáramos con más frecuencia las preguntas abiertas, estaríamos motivando a las personas a siempre usar su pensamiento crítico y creativo.

Motivación

 

La motivación y confianza son algo que siempre debemos cuidar en nuestros alumnos. Constantemente, debemos estar buscando maneras de impulsar la auto confianza y mantenerlos motivados en lo que están aprendiendo. La forma de evaluar del colegio tiene un gran impacto en esto. En Trinus, los maestros van escribiendo reportes anecdóticos de cada alumno a lo largo del año, que van registrando las distintas observaciones que les llamaron la atención del alumno. Luego, cada tres meses, se les entrega a los padres de familia un reporte, en el cual el maestro describe el desenvolvimiento de los alumnos en el área social, emocional y física.

 

motivación

 

Basados en sus observaciones, los maestros van haciendo cambios en la clase para poder potencializar al máximo, las habilidades de cada uno de sus alumnos y, así, llenar las necesidades de cada uno de ellos. Los maestros están constantemente buscando formas de desafiar a sus alumnos. Así es como se les motiva a enfrentar los retos que se les presenten, en lugar de huir de ellos por el miedo a fracasar.  Los alumnos comienzan a disfrutar los desafíos y luego buscan que estos retos sean mayores. También, la manera de corregir a los alumnos es primordial para no desmotivarlos. Cuando un alumno comparte algo y no es necesariamente la respuesta que estaba buscando el maestro, no le va a contestar que esa es la respuesta incorrecta.  En vez de eso, le va a contestar algo como: “qué interesante tu punto de vista, ¿qué piensas de esta posibilidad?”. De esa manera, vamos a permitirle al alumno ver la situación desde otra perspectiva y motivarlo para volver a participar.

 

Como podrá ver, es todo lo contrario a un ambiente enfocado en los exámenes estandarizados, donde el resultado determina si los alumnos son competentes o no y dónde muchas veces prefieren dejar de participar por miedo a equivocarse. Ernest Boyer, el Presidente del Instituto Avanzado de Aprendizaje de Carnegie, decía: “Los estudiantes Waldorf son motivados a vivir con confianza en sí mismos, a tener respeto por la vida y un sentido de servicio”.

 

Carol Dweck, en “Desarrollando una mentalidad de crecimiento” explica el efecto que tiene en los alumnos,  la forma en que se les evalúa. Concluyó que cuando la evaluación se enfoca en el proceso, en el esfuerzo que están haciendo los niños, ellos van a estar más motivados a tomar nuevos desafíos. Carol Dweck recomienda que, en vez de ponerles una nota, se debería evaluar si el alumno logró la competencia o todavía no. La palabra clave es “todavía”.   Esta palabra les da esperanza a los alumnos que en un futuro podrán alcanzarla y fortalece en ellos la mentalidad de crecimiento.


Curiosidad e involucramiento

Los seres humanos somos por naturaleza curiosos. Desde pequeños, estamos buscando maneras de aprender, sobre todo, de lo que tenemos alrededor. Todos los que han estado rodeados de niños pequeños, no me dejarán mentir de la cantidad de preguntas que hacen al día o de que quieren tocar todo lo que ven.  Es importante mantener esta curiosidad lo más despierta posible para incentivar los deseos de aprender. Por lo tanto, en el colegio, cuando están aprendiendo, es importante que ellos puedan ver la relación que el contenido tiene con su vida cotidiana. Por ejemplo, ¿por qué aprenden matemáticas? Porque les va a servir en un futuro cuando estén trabajando o porque cuando estén en casa y quieran seguir una receta de galletas, deben saber acerca de las medidas. O cuando estén en una tienda y deseen comprar algo, deben saber cuánto dinero les tienen que dar de vuelto, si éste fuera el caso.

 

curiosidad

 

En el momento que el alumno lo relaciona con su vida personal, estamos mostrándoles la importancia de ser curiosos y así desearán profundizar y aprender más acerca de distintos temas. Adicionalmente, es sumamente importante involucrar a los niños o adolescentes en todas las actividades diarias, ya sea en casa o en el colegio y contestarle todas las preguntas que tengan, siempre tomando en consideración que sean apropiadas para su edad y que no los estemos sobrecargando con información que aún no estén listos para comprender.  Por ejemplo, si tu hijo(a) de ocho años te pregunta cómo se cambia la llanta de un carro, dale la oportunidad de llevarlo a un taller de carros y que alguien le enseñe o muéstrale tú.  En el proceso, involúcralo y pídele que te pase alguna herramienta que necesites. No querrás darle una explicación teórica mecánica cuando con una demostración física, estarás aportando a su conocimiento y más aún, si lo puedes involucrar, cuando sea factible.  Si hay algo que tus hijos te pregunten y tú no estás familiarizado con el tema, no tengas miedo a decirles que no sabes y tampoco tengas miedo de equivocarte frente a ellos. Aprovecha la oportunidad para demostrar tu interés y tu curiosidad en aprender sobre el tema y te garantizo que estarás inculcando un gran hábito en ellos.

Determinación

 

La determinación es tener la disciplina de concluir cualquier tarea o meta impuesta por sí mismo. El Colegio Waldorf de Filadelfia menciona que: “Un estudiante curioso es el que conecta con el contenido académico y está motivado por las razones correctas, el que ve muy poco valor en darse por vencido en alguna tarea. ¿Por qué dejaría de hacerlo?  No tiene miedo a fracasar o equivocarse, está interesado en la actividad del momento y tiene una razón para mantenerse involucrado y encontrar soluciones.

 

Determinación

 

Al trabajar en fortalecer todas las otras cualidades, reforzamos la determinación.”  Como padres de familia, es muy importante que te tomes un momento y reflexiones acerca de la importancia de demostrarle a tus hijos que no hay que darse por vencidos con las cosas que nos proponemos, que habrá momentos difíciles, pero que con la actitud correcta, lo podremos lograr. Es una manera de enseñarles que la determinación los llevará tan lejos como ellos se lo propongan.

 

Como mencionamos al principio, el mundo está cambiando constantemente y debemos darles las herramientas necesarias a nuestros alumnos o, en tu caso, hijos, para que se puedan desenvolver exitosamente en cualquier situación que les toque afrontar.

 

× ¿Cómo podemos apoyarle?