Transformando pequeños en gigantes
Inspirados en la Pedagogía Waldorff
Cómo funciona una escuela Waldorf de Primaria

Escrito por Aguamarina, una psicóloga y maestra especialista en audición y lenguaje.

 

 

Muchas veces me han preguntado ¿qué pasa después del Jardín de Infancia Waldorf? ¿Cómo se trabaja en la etapa de primaria? ¿Los niños continúan haciendo juego libre toda la mañana?

primaria Trinus waldorf

 

Y si durante todo el Jardín (de 3 a 6 años) no han hecho ninguna ficha, ni han visto ningún abecedario, ¿cómo pueden aprender la lectoescritura?

 

Aprovechando la recién estrenada escuela Waldorf de Palma que fuimos a conocer esta semana, tuve la oportunidad de hablar con Rafael Gómez,

maestro Waldorf de primaria con amplia experiencia, quien me explicó con detalle qué se encuentran los niños cuando promocionan a la etapa de primaria, en qué consiste el currículum Waldorf (es decir los objetivos y contenidos que se imparten)  y cómo es un día en una clase de primero.

 

Así que hoy te lo cuento, y de paso, te doy un paseo por esta nueva escuela, una escuela de infantil y primaria que nace con mucha ilusión y que acerca por fin la pedagogía Waldorf a las familias de la capital mallorquina.

El currículum en las escuelas Waldorf

 

Si la pedagogía Waldorf parte de la premisa que la forma de entender, sentir y vivir el mundo de las personas va evolucionando a lo largo de la vida,

y muy especialmente durante la infancia, el currículum de las escuelas Waldorf trata entonces de dar respuesta a las necesidades que presentan los niños en todos los niveles

(su cuerpo físico, sus facultades psíquicas, su individualidad).

 

Para los maestros/as Waldorf lo más importante no es lo que se enseña, sino cómo se enseña.

 

Por tanto el programa educativo Waldorf se basa en el niño, en ejercitar las capacidades del ser humano: pensar, sentir y actuar.

Así el maestro a través de la observación de las necesidades de los niños les va introduciendo en los contenidos,

pero en el momento oportuno y de la forma adecuada a su etapa evolutiva.

 

Trinus primaria Waldorf

Por eso se dice que el método Waldorf es un método integral, porque implica el conocimiento de la naturaleza individual de cada niño,

y utiliza una metodología y contenidos adecuados a cada momento, logrando de esa manera un equilibrio de las aptitudes intelectuales, artísticas y manuales.

 

Se trata de seguir un proceso, un camino de experiencia que llene de sentido todo lo que encontrará el niño una vez que sea adulto.

 

Esto implica que después de haber experimentado con el movimiento y el juego libre en la época de infantil, en el primer curso de primaria conozcan las letras y las palabras, los números y las operaciones básicas,

así como los dibujos de formas, que permiten estructurar el dominio del tiempo y del espacio de una manera progresiva y asequible para los

pequeños, teniendo como hilo conductor las narraciones de los cuentos de hadas. (Lee más información sobre los cuentos de hadas aquí).

 

El paso de Infantil a Primaria

 

El hecho de poder iniciar una nueva etapa vital es tan importante como cerrar bien la anterior.

 

Es por eso que el primer día de escuela para los niños de primero de primaria se realiza una celebración en la cual, simbólicamente, dejan atrás el mundo de los pequeños para entrar en otro mundo de niños más mayores, mostrando que ya están preparados para realizar otro tipo de actividades en la escuela.

 

Cada niño pasa por un bonito arco hecho de flores, entregando al maestro que le llama una flor que confeccionará el ramo de la nueva clase.

 

Tras este primer día, el niño entra en un ritmo de actividad que le permite desarrollar una respiración entre concentración y relajación, trabajo mental y práctico, movimiento y reposo, escucha y participación, observar y hacer.

 

La clase principal y los periodos

 

Niños primaria

 

Durante las dos primeras horas del día aparece muy claramente esta respiración en la clase.

 

Se desarrolla una parte rítmica, con una serie de actividades en las que aparece el movimiento ordenado, el arte de la palabra y la poesía, la música, el juego…muchas veces combinados.

 

Este espacio permite sincronizar los ritmos individuales en uno colectivo, haciendo que niños y niñas estén dispuestos a un trabajo más vinculado a la concentración.

 

Después de este momento, hay un tiempo para los aprendizajes más académicos, siempre presentados de una manera asequible para los niños, es lo que se denomina la clase principal.

 

Estos aprendizajes también están asociados a un ritmo, así, durante un tiempo de unas cuatro semanas, se desarrolla una misma área, es lo que se conoce como un período.

 

Al  final de la clase principal se destina a escuchar la narración, un momento en el que aparece un gesto de relajación, pero al mismo tiempo de una cierta concentración al seguir el hilo de la historia.

Los periodos en la clase de primero

 

Durante los tres trimestres del primer curso se mantiene una estructura similar, en la cual se empieza con un periodo (unas cuatro semanas) de dibujo de formas, después uno de letras, y se acaba con el de números.

 

EL DIBUJO DE FORMAS

 

El dibujo de formas trabaja con el movimiento del cuerpo, organizando el espacio en líneas rectas y curvas.

 

Poco a poco los niños van llevando este movimiento desde el cuerpo a las manos, llegando a convertir un dibujo sobre el cual se ha caminado en el suelo en una línea sobre el papel.

 

De esta manera se hace que la experiencia del dibujo sea no sólo mental sino también vivida en el hacer con el cuerpo.

 

Es gracias al dibujo de formas que los niños y niñas se preparan para el trazado de letras y números.

 

LAS LETRAS

 

El periodo llamado de las “letras” acerca a los niños al proceso de lectoescritura realizando un recorrido por todo el alfabeto mediante una historia narrada por el maestro/a.

 

Así, cada letra tiene un sentido de ser en la palabra, y la palabra se torna viva en la conciencia del niño.

 

Las letras y las palabras se escuchan, se dibujan y se escriben y finalmente, se leen.

 

LOS NÚMEROS

educación alterna

Las matemáticas tienen, en la pedagogía Waldorf, un tratamiento muy especial.

 

Los primeros aprendizajes, los números, son mostrados como elementos no sólo cuantitativos sino también cualitativos.

 

Cada número representa una cualidad: el uno representa la unidad, lo que forma un todo; el dos, la dualidad, los opuestos; el tres, la trinidad, el elemento neutralizante, etc. siempre mostrando estos conceptos en forma de imagen, en un lenguaje poético.

 

El movimiento en el espacio es indispensable para desarrollar un buen pensamiento matemático, de esta manera se realizan una gran cantidad de ejercicios que impliquen el movimiento de todo el cuerpo.

 

Las matemáticas dejan de ser de dominio exclusivo de la cabeza, llegando a formar parte de todo el cuerpo, hasta la punta de los dedos de los pies.

 

El resto de materias: las especialidades

 

Las actividades artísticas así como la lengua extranjera o los trabajos manuales son los otros elementos que completan el día a día en la primera clase.

 

La música facilita al niño el ordenar su mundo interior.

 

En primero todavía se usan melodías pentatónicas que ayudan al niño a mantener un estado de calma y armonía.

 

Los instrumentos utilizados en este curso son la lira pentatónica y, desde el segundo trimestre, la flauta pentatónica.

(Si te interesa saber más sobre la música pentatónica lee este artículo de Tamara Chubarovsky: Música que calma a los niños, música pentatónica).

 

La pintura con acuarela aporta unos elementos que favorecen la salud anímica de los niños. El trabajo con el color, usando el papel mojado, sigue un largo camino durante toda la primaria.  (Puedes descubrir un cuento vivenciado para utilizar las acuarelas con niños aquí)

acuarela Trinus waldorf

 

Al principio se trata más de jugar con las cualidades del color que buscar hacer representaciones pictóricas y, poco a poco, este jugar se convierte en un dominio del agua y la pintura en las clases superiores.

 

La Euritmia es otra de las artes trabajadas en la escuela Waldorf.

 

A través del movimiento, se despierta y se fortalece la capacidad expresiva de los niños, y no solamente en el aspecto puramente físico.

 

Mediante los sonidos de las palabras y la música se busca agilidad, movilidad, plasticidad y actividad en su mundo interior.

 

Las lenguas extranjeras empiezan a formar parte de la vida de los niños mediante juegos, canciones y poesías.

Se busca acercar al niño a la musicalidad del lenguaje, a adentrarse de forma natural en ella, de la misma manera que se hace con la lengua materna.

 

Los trabajos manuales son muy importantes para el desarrollo intelectual del niño.

 

Una cita de Rudolf Steiner dice “Dedos ágiles nos llevarán más adelante a un pensamiento ágil”.

 

Y cada vez más neurólogos están descubriendo y mostrando de qué manera el movimiento físico se convierte en un desarrollo de las conexiones neuronales.

Así, se realizan actividades como seguir todo el proceso de la lana: desde que está sucia, recién esquilada, hasta poder tejer con ella,

pasando por el lavado, cardado, hilado y ovillado, lo que acerca al niño a una manera viva de entender el mundo.

Creo que con todo esto has podido hacerte una idea de cómo funciona una escuela Waldorf de primaria, faltaría añadir que no hay exámenes,

ni tampoco libros de texto convencionales, sino que cada alumno va trabajando y elaborando sus propios cuadernos.

 

Puedes asesar al blog original aquí:http://www.demicasaalmundo.com/blog/como-funciona-una-escuela-waldorf-de/

 

 

× ¿Cómo podemos apoyarle?