Transformando pequeños en gigantes
Inspirados en la Pedagogía Waldorff
¿Cómo mantener la rutina en casa?

“¿Qué haremos con los niños todo este tiempo en casa? ¿Cómo podré cumplir con las tareas de la casa, instituciones educativas y trabajo? ¿Qué actividades hago con mis hijos para que no se aburran?” 

Estas y muchas preguntas más se han hecho varios de los padres de familia desde que inició la cuarentena. La propagación del COVID-19 ha forzado a muchas instituciones educativas  alrededor del mundo a cerrar sus puertas para la experiencia presencial y buscar diferentes herramientas para poder implementar el aprendizaje en casa y con la finalidad que el proceso educativo de sus hijos no se vea comprometida. 

 

 

La gran mayoría de niños que asisten a alguna institución están acostumbrados a tener un horario y rutina establecidos, no se espera que los padres hagan todo lo que un maestro hace dentro de la  clase; sin embargo, es de suma importancia que se establezca una rutina en casa para brindarle mayor estructura al plan de estudios. Es normal que los padres sientan frustración, enojo, molestia, ansiedad. Este es un proceso de aprendizaje que es nuevo para la mayoría de personas a nivel mundial. Por lo tanto, se recomienda buscar apoyo con los maestros, dirigirse al departamento de orientación, apoyarse con otros padres de familia, etc.  

Existen varias herramientas que harán este proceso de aprendizaje más sencillo, divertido y significativo para los padres y para el niño. A continuación, se presentan algunas herramientas para organizar el día a día de la semana de estudio de los niños. 

Es muy importante tener un ritmo diario establecido, especialmente en la circunstancia actual, en la que permanecer en casa, no es una opción. Este ritmo diario, debe adaptarse a cada familia, no todos deben adaptarlo de la misma manera. Vale la pena mencionar que en este proceso los padres deben tener paciencia y ser amables consigo mismos. 

Este es un horario que puede servir de ejemplo para aplicar en casa.

horario

 

El horario tiene que ser flexible, adaptarse a la situación de cada familia. En la medida de lo posible, se debe tratar de seguir el mismo horario diariamente, teniendo pequeños cambios. Los niños sienten seguridad de la rutina, de la estructura, de lo repetitivo, porque saben qué es lo que viene después de una actividad.  Es importante que esta tabla se encuentre pegada en un lugar visible para los adultos y los niños. Se pueden sustituir las palabras por dibujos para hacerlo más lúdico y divertido para los chicos. Está bien si los niños se aburren,  ya que esto estimula la imaginación y el juego.  Según Tahnee Moore, maestra de Trinus con un diploma avanzado en Waldorf, “El aburrimiento es la puerta a la imaginación” 

boy grabbing carrot on table

Foto de cottonbro en Pexels

Se entiende que en el tiempo que los niños están aburridos  es mucho más sencillo ocuparlos con un teléfono, tableta, televisión, etc; sin embargo, la Academia Americana de Pediatras recomienda que el tiempo de pantalla que tengan los niños no exceda 1 hora al día. Ellos definen que los programas deben ser de alta calidad y deben estar en compañía de sus padres para poderles explicar qué está pasando y aplicarlo al mundo que les rodea.

Según Moore, el balance es siempre recomendado. La necesidad del juego imaginativo, movimiento (fino y vigoroso), escuchar e inventar historias, escuchar el idioma de una persona y conversar (en lugar de un dispositivo) deben de ser cumplidos para que los niños se desarrollen de una manera saludable y completa.

Algunos audiolibros o cuentos recomendados son: 

 

Se puede sacar lo mejor de cada experiencia y de cada situación. Esta nueva experiencia también nos deja aprendizajes nuevos, relaciones más fuertes, todos están aprendiendo juntos y estos aprendizajes serán para la vida.  Se puede pensar de forma positiva, ¿cuándo volveré a tener más tiempo con mi familia?, ¿Qué beneficios se podrá obtener en esta cuarentena? Tornar una situación complicada a una que podría llegar a ser la más hermosa y educativa, no solo hablando en el ámbito académico. En casa aspecto de la vida podemos obtener un aprendizaje nuevo. Cada día es una nueva oportunidad para aprender. 

 

× ¿Cómo podemos apoyarle?