Transformando pequeños en gigantes
Inspirados en la Pedagogía Waldorff
El rendimiento académico de los alumnos Waldorf según PISA y otros estudios

Muchos papás y mamás tienen la creencia de que en las escuelas Waldorf o en otras escuelas independientes los niños se lo pasan bien pero no aprenden tanto como en los colegios normalesde modo que después no estarán bien preparados para la escuela primaria, el instituto o la universidadEsta idea es comprensible, pues participa de la (única) experiencia que la mayoría hemos tenido: aprender mucho, estudiar, preparar exámenes, hacer los deberes… no es algo divertido. Al final siempre hace falta mucho sacrificio para sacar buenas notas, y si hay mucho disfrute, es que algo falla.

¿Hasta qué punto esta creencia es cierta? Afortunadamente, desde hace unos años contamos con un abundante número de estudios empíricos internacionales (Reino Unido, Alemania, EEUU, Austria, Australia, Nueva Zelanda) y varios informes PISA que nos pueden dar una respuesta [1]. Exponemos a continuación los hallazgos de estos estudios, de forma literal, para que podáis sacar vuestras propias conclusiones.

Test estandarizados: EEUU y Alemania

Los alumnos Waldorf están menos expuestos a los test estandarizados, y normalmente no realizan pruebas de este tipo antes de los 14 años. A pesar de ello, en EEUU, las puntuaciones en los Test SAT de los alumnos Waldorf están normalmente por encima de la media nacional, especialmente en pruebas verbales.[24] Los estudios que comparan los resultados de las pruebas de acceso a la universidad en Alemania encontraron que, en conjunto, los el porcentaje de graduados Waldorf que pasaron el examen fue el doble o el triple que los estudiantes del sistema estatal. [24][25]

img-20170222-wa0013Los alumnos Waldorf no usan libros de texto, en cada asignatura confeccionan su propio libro con sus anotaciones e investigaciones (cuadernos de la Escuela Waldorf La Marina, en Benidorm)

EEUU. Investigación sobre escuelas Waldorf

Una investigación sobre las escuelas Waldorf de Estados Unidos realizada en 1995 encontró que, en general, los padres consideraban que las escuelas Waldorf lograban alcanzar los principales intereses de los estudiantes, y describían su educación como aquella que «integraba el desarrollo estético, espiritual e interpersonal del niño con el desarrollo intelectual riguroso», preservando en los estudiantes el entusiasmo para aprender de modo que pueden desarrollar un mejor sentido de la confianza en uno mismo y la auto-guía.

La opinión de la mayoría de alumnos era positiva sobre la escuela, y afirmaban vivirla como «una comunidad de amigos», y resaltaban las oportunidades para crecer y desarrollarse a través de la amplia gama de actividades ofrecidas, para aprender cuando estaban preparados para aprender, para desarrollar la imaginación, y para alcanzar la comprensión del mundo a la vez que comprenderse a uno mismo. Muchos estudiantes también destacaron la amabilidad de sus compañeros y el hecho de tener la oportunidad de pensar las cosas por ellos mismos, sin recibir conclusiones masticadas por el maestro, y la capacidad de estar positivo y libre de presiones a la hora de enfrentar los problemas. Los estudiantes también sugirieron algunas mejoras tales como más clases de educación física, más preparación para los test estandarizados, clases de política mundial y clases de informática. Tanto profesores como padres y estudiantes coincidieron al expresar su deseo de mejorar la diversidad del cuerpo docente, especialmente mediante el incremento de la presencia de minorías como los afroamericanos e hispanoamericanos. [23]

Estudio sobre la aplicación de los métodos Waldorf en alumnos de riesgo

La escuela Thomas E. Mathews Community en California atiende a delincuentes juveniles de alto riesgo, muchos de los cuales poseen «discapacidades en el aprendizaje». La escuela cambió al método Waldorf en los años 90. En 1999 una investigación de la escuela encontró que los estudiantes «habían mejorado su actitud hacia el aprendizaje, mejor interacción social y un progreso académico excelente».[21][22] Este estudio identificaba la integración de las artes «en casi cada unidad del curriculum y en casi todas las actividades de clase» como la herramienta más efectiva para ayudar a los estudiantes a superar los patrones de fracaso. La investigación también halló mejoras significativas en las calificaciones de lectura y matemáticas, participación de los estudiantes, concentración, apertura y entusiasmo, así como en la estabilidad emocional, civismo y tenacidad.[22]

img_20160912_105234En las escuelas Waldorf, cada actividad es una oportunidad para trabajar metódicamente las habilidades sociales, y los maestros han sido entrenados específicamente para ello como parte importante de su formación. Alumnos con su maestra compartiendo el almuerzo en el centro Madre Tierra (Cuenca)

Estudio comparativo de desarrollo moral

Una investigación norteamericana concluyó que los alumnos Waldorf puntuaban significativamente más alto en los test de razonamiento moral que los alumnos escuelas de bachillerato públicas y que los alumnos de institutos de bachillerato religiosos. Los estudiantes Waldorf eran también, de lejos, más propensos a opinar sobre el estudio y la investigación en general, y a sugerir posibles mejoras en la técnica de investigación y ofrecer modos alternativos para resolver los dilemas morales que aparecían durante el estudio.[20] 

Arte y creatividad

Un estudio que comparaba la habilidad en dibujo de los niños en escuelas Waldorf, Montessori y centro públicos concluyó que «la aproximación al arte en las escuelas Waldorf conduce, no sólo a dibujos de calificación alta, imaginativos y de elevada habilidad en el trazado y el uso del color, sino también a dibujos de observación más precisos y detallados»[18] Otro estudio concluyó que los alumnos Waldorf alcanzan mayores puntuaciones medias en el Test Torrance de Habilidad en Pensamiento Creativo que los alumnos estatales.[19]

captura-de-pantalla-2017-03-01-a-las-11-03-12Diversas instantáneas del centro Madre Tierra (Cuenca): aula maternal, alumnos de infantil practicando el bordado, jardín de la escuela, y alumnos de primaria trabajando operaciones con fracciones mediante fichas de dominó.

Estudios en Australia

A mediados de los 90, un gran estudio cuantitativo y cualitativo de estudiantes de secundaria en las tres mayores escuelas Waldorf de Australia [11][12] investigó las visiones de futuro de los alumnos, replicando otro gran estudio de escuelas tradicionales estatales y privadas llevado a cabo unos años antes. Los resultados, resumidos a continuación, contrastan marcadamente en algunas áreas con la investigación de las escuelas tradicionales: [14]

2005 Comparativa en el Reino Unido con la educación tradicional.

El Departamento para la Educación y las Destrezas del Reino Unido informó de diferencias significativas en el currículum y los enfoques pedagógicos entre las escuelas tradicionales y los centros Waldorf, y sugirió que ambos tipos podían aprender de las fortalezas del otro. Concretamente, afirmaba que las escuela estatales se podrían beneficiar del enfoque y de la temprana introducción de los lenguajes extranjeros de las escuelas Waldorf; la combinación de enseñanza transversal y enseñanza por materias para los niños más pequeños; desarrollo de la oratoria y la escucha con énfasis en el trabajo oral; buenas lecciones de música con énfasis en la rítmica; énfasis en el desarrollo de los niños a través del currículum y las pruebas; el enfoque del arte y la creatividad; la atención prestada a la actividad reflexiva de los profesores y el elevado nivel de conciencia (en el estudio de los niños como colectivo, por ejemplo); una estructura colegiada de liderazgo y administración, incluyendo investigaciones del claustro.

Los aspectos de las prácticas estatales que podrían ser provechosas para las escuelas Waldorf incluían: habilidades de administración y la maneras de mejorar la eficiencia de organización y dirección; administración de la clase; el trabajo con los niños de la escuela secundaria; y el archivado y conservación de las notas y evaluaciones.[1]

PISA 2006 en Austria

El estudio PISA 2006 de estudiantes austriacos descubrió que los estudiantes Waldorf están por encima de la media en ciencias. Los alumnos Waldorf tuvieron mejores resultados en la comprensión de las preguntas y en la habilidad de resolver problemas científicos y estaban también por encima de la media de la OCDE en su disfrute e interés hacia la ciencia.[8] Los autores del estudio concluyeron que «la pericia relativamente alta en ciencias de los estudiantes Waldorf, combinada con su muy elevada motivación e interés en estas materias, así como la diversidad en los principios pedagógicos, sugieren que las escuelas normales pueden aprender de las escuelas Waldorf, particularmente en la aplicación concreta de las ciencias».[9]

2006 Estudio de salud

Algunos estudios han descubierto que los alumnos Waldorf presentan una menor incidencia en alergias y síntomas alérgicos, un efecto que se correlaciona e general con un «modo de vida antroposófico», y en particular con un consumo reducido de antibióticos y antipiréticos (medicamentos contra la fiebre).[10]

img_20160921_090936Aula maternal en el centro Madre Tierra (Cuenca)

Estudio de la universidad de Cambridge

En 2008 un estudio de la Universidad de Cambridge descubrió que «las pedagogías alternativas, incluyendo las escuelas Waldorf y el home schooling alcanzan mejores resultados»[7]

2009 Estudio de la introducción tardía de la lectura

Un estudio que comparaba las escuelas Waldorf con las estatales en Nueva Zelanda descubrió que los alumnos Waldorf, que no reciben instrucción formal en la lectura en preescolar o jardín de infancia, alcanzaban la habilidad lectora en la educación primaria, punto en el que «no se encontraba diferencia en los logros en lectura entre los niños que había sido tempranamente instruidos [los estatales} y los que no [los alumnos Waldorf]».[6]

img_20170223_160124Alumna practicando la escritura cuneiforme de la civilización sumeria con estilete sobre tabla de arcilla (centro Madre Tierra, Cuenca)

2009 Estudio PISA

El estudio PISA de 2009 encontró que, comparados con los estudiantes de escuelas estatales, los alumnos Waldorf europeos son significativamente más capaces en ciencias,[3] ligeramente menos capaces en matemáticas y similares en las habilidades lectoras.[5]

2012 Estudio alemán

Un estudio de los alumnos Waldorf alemanes concluyó que, en comparación con los estudiantes de escuelas estatales, los alumnos Waldorf eran significativamente más entusiastas respecto al aprendizaje, mostraban disfrutar más y sufrir menos aburrimiento en la escuela, se sienten más frecuentemente satisfechos, y aprenden más en la escuela sobre sus fortalezas académicas personales. El 85% de los estudiantes Waldorf afirmaron que en su escuela existía un ambiente agradable y de mucho apoyo, comparado con el 60% de los estudiantes de escuelas estatales. Más del doble de los estudiantes Waldorf afirmó mantener una buena relación con los profesores. Los alumnos Waldorf también presentaron significativamente menos dolencias físicas tales como dolores de cabeza o de estómago o problemas de sueño. No se encontró diferencias estadística significativa entre los resultados de los alumnos estatales y los Waldorf en los exámenes estatales ;[3] este hecho también se confirma cuando las calificaciones de los test son comparadas basándose en el tipo de especialidad alcanzada en bachillerato[4].

img_20160930_135620Patio de juegos de los alumnos de maternal e infantil en el centro Madre Tierra (Cuenca)

Esperamos que estos los datos ofrecidos en este artículo hayan, por fin, despejado las dudas acerca de los resultados y la preparación académica alcanzada por los alumnos Waldorf.

Puedes acceder al artículo original aquí.

 

× ¿Cómo podemos apoyarle?